¿Se acerca el cumpleaños de tu pequeño y buscas una opción para amenizar su fiesta? Los inflables son una excelente opción para el entretenimiento de las fiestas infantiles o de todo tipo, especialmente en los días calurosos.

Ya sea en un salón o jardín de fiestas o en el patio, cochera o jardín de tu casa, rentar un inflable será una forma muy divertida de entretener a los amiguitos, primos o invitados a la fiesta de tus hijos; incluso puedes aprovechar los días muy calurosos para combinar la diversión del inflable con la de las albercas, rentando un juego acuático para la alberca, o uno con espuma, donde la diversión será la protagonista de tu evento. Si no tienes alberca en casa, puedes alquilar un inflable con chapoteadero incluido, que es una opción segura, divertida y que será el éxito de tu evento.

Puedes encontrar un inflable adecuado a los gustos de tus niños, desde castillos para los más pequeños, con modelos para niños o para niñas y que son del tamaño adecuado para instalarse en las cocheras de tu hogar, o grandes modelos con túneles y toboganes, que puedes combinar con la diversión de las albercas o con otros juegos como rines de box, tirolesas, escaladoras, columpios de 360°, futbolitos y esos juegos que tanto le gustan a tus hijos.




Para hacer más amena la fiesta de tus pequeños se recomienda realizar juegos que puedan realizarse en el inflable, de modo que también se pueda vigilar la actividad de los niños, lo que es imprescindible especialmente cuando son muy pequeños; los papás pueden ponerles música infantil y ponerlos a jugar a las “estatuas”, el juego consiste en bailar al ritmo de la música y quedarse quietos cuando esta se detiene y el primero en moverse o caer perderá, al final podemos dar un regalo al ganador. También se puede jugar a imitar animales que salta, como los sapos, canguros y conejos o “carreritas” con un pie cojo.

Al estar protegidos los pies de los niños con los inflables, que protegen sus cuerpos y los amortiguan ante una caída, los juegos se vuelven más divertidos, aunque es indispensable tener supervisión de un adulto.

Dependiendo del tamaño del inflable se permitirá el acceso a los niños, evitando sobresaturarlos para prevenir los accidentes, también es de gran importancia elegir el inflable con base en la estatura y peso de los niños, pues un modelo demasiado pequeño puede romperse si juegan en él niños de mayor edad, mientras que los juegos más grandes y complejos, en los que se incorporan escaladores, túneles y resbaladillas, pueden resultar demasiado difíciles o lastimar a los niños más pequeños.

Los inflables son de las atracciones que más divierten a los niños y para asegurar su entretenimiento y su seguridad se recomienda:

  • Mantener a alguien vigilando que no suban niños mayores o adultos, y que tampoco suban alimentos ni bebidas, que además de ensuciarlo pueden romperlo.
  • Elige un inflable adecuado a la edad, el peso y la cantidad de niños que van a acudir a la fiesta, evita sobresaturarlo.
  • Cuando recibas el inflable, debes revisar que los colchones y protectores se encuentren en buenas condiciones, de hecho esto es común pues en los servicios de renta se requiere un contrato para prevenir los daños al inflable y asegurar que el cliente va a darle buen uso, pero también que el proveedor ha rentado un juego en excelentes condiciones.
  • Coloca el inflable en una superficie plana, libre de peligros potenciales, tanto para el juego como para los niños, piedras o desniveles.
  • La persona o personas que vigilen deben evitar que los niños realicen saltos “mortales”, las volteretas o que escalen por el exterior del juego o realicen cualquier tipo de actividad que pueda resultar en una lesión.
  • Es muy importante que el juego se mantenga conectado a la corriente eléctrica en todo momento mientras los niños están jugando, pues esta es la que lo mantiene inflado, por lo que es importante verificar que la extensión o el cable no estorben ni pueda provocar tropezones que lo desconecten; en caso de que se vaya la luz a causa de una falla eléctrica, hay que avisar de inmediato a los jugadores para que dejen de brincar. Se recomienda dejar de jugar durante la lluvia, en este caso se recomienda desinflarlo y doblarlo a la mitad tapando el motor con la misma lona del inflable.

Ya sea para un cumpleaños, un bautizo, una graduación, una primera comunión o para cualquier ocasión especial, en que desees regalarles unas horas de diversión a los niños, los inflables son una excelente opción que les encantará a tus pequeños invitados.

Si estás buscando la mejor opción para rentar un inflable en  Puebla o Tlaxcala, has llegado al lugar indicado; en Alabio encontrarás la mayor variedad de brincolines inflables, juegos acuáticos, mecánicos, extremos y muchos otros más en renta, que puedes llevar al salón o jardín de fiestas, a tu hogar o a tu negocio; visita nuestro catálogo y llévate el que más te guste.